Los hermanos del Sagrado Corazón fieles a nuestro fundador, el P. Andrés Coindre, y superando nuestras limitaciones personales, mantenemos vivo el fuego de la misión que hemos heredado. Desarrollamos nuestro proyecto de vida, viviendo en comunidad, consagrando la vida al Señor y considerando al Corazón de Jesús como el centro de nuestras vidas. Cumplimos con nuestra misión educativa a través de la oración y el apostolado, desarrollando nuestro hacer educativo en escuelas de todo tipo, formando comunidad educativa, dando gran importancia a la formación, animación y promoción de equipos docentes y manifestando preferencia por los niños y jóvenes más necesitados y en las regiones menos favorecidas. Al día de hoy,1090 hermanos, 40 novicios, 4.330 educadores seglares, se hacen presentes en 33 países, a través de 189 comunidades, 143 centros educativos, y educando a 90.985 alumnos. Nos sentimos orgullosos al comprobar que día a día, hermanos y seglares, vamos compartiendo una espiritualidad, compasión, una pedagogía, confianza y una pasión, formación para construir un mundo más justo y solidario, a la vez que seguimos haciendo vivo el carisma para el que fuimos creados, educar, honrados ciudadanos y buenos cristianos.